Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Logo dominicosdominicos

Blog La casa común

Alfonso Esponera Cerdán, OP

de Alfonso Esponera Cerdán, OP
Sobre el autor

28
Ene
2017

Guía para ser solidario todo el año

0 comentarios
solidaridad anual

 Nunca es mal momento para empezar a ayudar a otros. Aquí te contamos cómo puedes hacerlo. Y es que cualquier momento es bueno para empezar a ayudar a los demás. ¿Qué opciones hay? El menú es amplio y está disponible hoy, mañana o el mes que viene. Además de apoyar a personas cercanas, como familiares y amigos, se puede colaborar también con organizaciones que trabajan aquí al lado o a miles de kilómetros para mejorar la vida de los más vulnerables, empezar a cuidar el medio ambiente como regalo a las futuras generaciones, o cambiar hábitos dañinos por otros más justos. Aquí ofrecemos algunas alternativas y consejos para elegir a gusto.

Colaborar con alguna ONG

            Hay muchas formas de implicarse con alguna causa a través de organizaciones ya existentes. Donar una cantidad de dinero suele ser la más extendida, bien sea a través de una aportación periódica -normalmente mensual- o algo puntual. Para recaudar fondos, las entidades sin ánimo de lucro también suelen organizar conciertos, obras de teatro, mercadillos, loterías... Otra de las opciones, cada vez más de moda, es realizar un voluntariado. Sea cual sea tu elección, recuerda que es necesario informarse bien antes, durante y después de colaborar con alguna. Estas son algunas de las recomendaciones para que la ayuda sea lo eficaz posible.

            Elige tu causa.Para definir cuál es tu prioridad, es útil que contestes a estas tres preguntas: ¿Qué colectivo deseo apoyar? ¿Qué problema me preocupa? ¿En qué zona geográfica?

            Selecciona una organización. Una vez respondidas las anteriores preguntas, es importante comprobar qué entidades trabajan en el campo, con las personas y en el lugar que hayas escogido. Antes de lanzarse a la donación, es recomendable comprobar quién está detrás de la ONG, cómo se financia y a qué dedica cada euro.

            Seguimiento.Después de donar, no te desentiendas. Consulta la información que la organización facilite a través de boletines, memorias, o en su web, para conocer el impacto de tu colaboración.

            Te recuerdo las vinculadas directamente con la Familia Dominicana española: Acción Verapaz, en Madrid) y Ra'yKuera-Acción Verapaz, en Valencia.

 Recogida de juguetes

            Si en vez de dinero, prefieres regalar diversión para los pequeños, selecciona previamente la organización que recibirá los juguetes y confirma a qué perfil de usuarios va destinado -edad de los niños, si tienen alguna discapacidad...- para adaptarte a sus necesidades.

 Donación en especie

            Además de juguetes, se pueden entregar ropa o alimentos para los más desfavorecidos. En este caso, es importante asegurarse de que lo que ofreces es necesario y está en buen estado. Y comprobar qué organizaciones gestionan este tipo de aportaciones. No todas tienen la capacidad y logística para recoger bienes y llevarlos a sus destinatarios. Entidades como Cruz Roja, Cáritas o los Bancos de Alimentos son las más conocidas en este sentido, pero hay otras muchas, locales y globales. Búscalas y, si tienes dudas, infórmate.

Voluntariado

            La gama de actividades en las que se puede regalar tiempo es bien variada, desde cocinar para comedores sociales hasta acompañar a personas mayores. Quienes lo prueban, dicen que es más lo que reciben que lo que dan. Eso sí, cerciórate que lo que ofreces son de ayuda más que un estorbo. No a todo el mundo se le dan bien los fogones, pero sí son buenos en muchísimas otras cosas como escuchar, escribir, los números, hacer reír. Piensa en qué eres bueno, dónde y para quién puedes ser útil y ofrece lo mejor de ti a las organizaciones especializadas en cada campo.

            Te recuerdo algunas de las vinculadas directamente con la Familia Dominicana española: en Madrid la Fundación San Martín de Porres, el Observatorio de Derechos Humanos Samba Martine, Selvas Amazónicas; y los Hogares San Martín de Porres, en Torrent, etc.

Regalos justos y sostenibles

            La solidaridad no solo se expresa donando tiempo y dinero, sino también tomando buenas decisiones en el momento de las compras. La más evidente es adquirir juguetes, presentes, comida... de comercio justo. "Una alternativa responsable que garantiza los derechos humanos y laborales de quienes producen los artículos y que eviten la degradación del medio ambiente", defiende la Coordinadora Estatal de Comercio Justo. En España existen tiendas de Comercio Justo y tiendas online, gestionadas por las organizaciones miembros de este organismo.

            Si no te entusiasma o no puedes tirar de tarjeta, échale imaginación a tus regalos y posibilidades. Por ejemplo, haz trueque de juguetes, seguro que en tu barrio, tu pueblo o ciudad hay mercadillos de intercambio. Recicla, ¿qué importa que no sea nuevo? Aquí no solo se trata de que hermanos o familiares se puedan regalar ropa u objetos usados, sino que con materiales desechables puedes crear verdaderas maravillas. En Internet y las tiendas de manualidades hay multitud de tutoriales para que te apuntes al hazlo tú mismo. Juega (en vez de comprar cosas): esto va de pasar tiempo con tus hijos... o mayores. Y regala algo importante en vez de millones de chorradas.

 Firma, comparte y presiona

            Los derechos humanos no se donan, ni regalan, ni conceden, se respetan. Lo que necesitan muchas persona no es material, es justicia. Y puedes apoyarles en sus reivindicaciones con tu firma, con la presión a los mandatarios o las empresas para que cumplan sus promesas, para que tomen sus decisiones en favor de las personas.

 Cambia de hábitos en tu lista de buenas de intenciones

            Son muchos los que elaboran listas de propósitos. Además, de los habituales, ¿por qué no incluir algún cambio de actitudes para ser más respetuosos con el medio ambiente, por ejemplo? Algunos consejos para conseguirlo son bien sabidos: coger menos el coche, reciclar más, comprar alimentos de cercanía a productores locales y desperdiciar menos... En definitiva, consume menos, contamina menos y haz todo lo anterior. Todo el año.

 

 Anímate a ser solidario todo el año

Posterior Anterior


Deja tu comentario

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply